CUANDO LAS ETIQUETAS ENTORPECEN

down mundo

    Hoy quiero exponer un tema que me inquieta, y al que quiero que entre tod@s le pongamos luz.

Para describir a personas que desarrollan el lenguaje de un modo fuera de lo “normativo”, personas que quizás no lo desarrollan, quizás personas para que las normas sociales no tienen significado, personas cuya interpretación del lenguaje es estrictamente literal, personas que se toman más tiempo que la media para comprender significados, o personas que babean y sólo emiten sonidos para comunicarse, utilizamos en muchos sectores la palabra “dis-capacidad” intelectual. Resaltamos, para referirnos a ellas que NO SON CAPACES INTELECTUALMENTE. Y a partir de ahí nos relacionamos con esa persona.

    Antes que esta palabra también hemos utilizado deficiente, minusválido, inválido,  y otras mucho más desagradables que no quiero reproducir.

¿¡CÓMO!? ¿Estamos diciendo que son personas deficientes, menos válidas que otras, o incluso que no son válidas? ¿Vemos la connotación de estas expresiones?

    Alguien seguro que está pensando…bueno, es una forma de expresarnos… Claro que es una forma de expresarnos, y ninguna de las formas que utilizamos para comunicarnos son neutras. Todas conllevan significado.

¿Estamos diciendo con estas expresiones que estas personas no valen? ¿Nos damos cuenta de la gravedad de esto? Unas personas, que quizás no tienen habilidades para funcionar de un modo “normativo” en algunas áreas en nuestro contexto socio-cultural, y sin embargo seres maravillosos y completos. Vivos, emocionales, sensibles y llenos de amor para compartir. Cualquiera que haya tenido la suerte de relacionarse con personas con Diversidad Funcional Intelectual ha podido averiguar que son seres complejos, emocionales y sensibles, como tú y como yo que estamos ante estas líneas.

     

    Hablaba hoy con un amigo sobre personas invidentes. La verdad que no conozco a muchas personas sin la capacidad de ver visualmente, sin embargo él me contaba cómo estas personas desarrollan una percepción del espacio y auditiva sorprendentes. Habilidades que quizás todos pudiéramos desarrollar si dejáramos de priorizar el sentido de la visión. Con esto quiero decir, que todas las personas tenemos habilidades y percepciones a desarrollar más allá de lo “normativo” (5 sentidos sensoriales, intelecto, etc.). Y tenemos la magnífica oportunidad de desarrollar estos sentidos con personas que los desarrollan de una forma natural.

 

Generalmente las personas con Diversidad Funcional Intelectual, justamente al desarrollar su parte cognitiva fuera de lo “normativo” viven de un modo más natural y espontáneo su emocionalidad. Junto a ellas aprendemos a vivir la nuestra, que justamente por cultura hemos censurado desde nuestro intelecto. ¿Deberían demoninarnos a las personas capacitadas intelectuales “discapacitadas emocionales”?

    Seguimos aprendiendo.  

     

     

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario