¿Por qué me siento culpable? 3 claves para desactivar el sentimiento de culpa.

    Nos sentimos culpables cuando decimos, actuamos o sentimos diferente a como creemos que deberíamos.
    Y atención a la frase anterior:creemos que deberíamos.
    Esta expresión delata que dentro de nosotros hay una NORMA que dice cómo debemos actuar, sentir y pensar.
    La pregunta que más nos ayudará es ¿para qué me siento culpable?
    Y aunque la respuesta es personal e intrasferible (cada uno de nosotros tiene sus propias respuestas), hay una funcionalidad de la culpa que nos atañe a todas las personas que pertenecemos a un colectivo.
    Imagina el sentimiento de culpa como si fuera una telaraña invisible que rodea y envuelve a todas las personas de un grupo o colectivo (padres y madres de una escuela, vecinos de una comunidad, hombres occidentales, mujeres orientales, etc.).Cuando pertenecemos a uno de estos colectivos, y nuestro comportamiento es el esperado por las normas de ese grupo la telaraña es imperceptible. Sin embargo, cuando pensamos, decimos o actuamos diferente la telaraña se estira, se tensa y empezamos a percibirla
    (los demás ven que salimos de la norma, lo señalan, y nos damos cuenta de nuestra diferencia).
    Si estoy en el aeropuerto con mi hijo que está cansado, aburrido y frustrado porque no logra hacerme comunicar algo que le inquieta y empieza a gritar y tirarse al suelo… seguramente muchas personas de alrededor nos mirarán. Señalarán con sus miradas que este comportamiento no es el esperado. Y estas miradas junto con mi propia idea de que “no debería”pueden despertar en mi un sentimiento de vergüenza, culpa…
    Si mi hijo con diversidad funcional intelectual atraviesa dificultades emocionales y no sé cómo ayudarle, aunque haya consultado a muchos profesionales, aunque haya leído muchos libros, aunque haya hecho todo lo que está en mi mano… quizás me siento frustrado y culpable por no saber hacer más (y creer que debería).
    Si mi hija, que en la escuela tiene un ritmo distinto a su grupo clase (su comunicación es mayormente visual y su desarrollo del lenguaje hablado y escrito es diferente a la mayoría), y en una reunión alguien destaca esto como un problema para el conjunto del grupo, esto puede despertar en mí vergüenza, culpa, enfado…
    La culpa a veces viene con una carcasa de enfado, rabia, agobio u otras emociones. Es clave es
    darnos el permiso 
    para mirar qué hay en las emociones que sentimos primero, para poder primero tomar consciencia de ella, y despuéaprender a desactivarla.

 

Y… ¿cómo se desactiva la culpa? Aquí tienes 3 claves para aprender a liberarte de este sentimiento incómodo.

  • ÁMATE: a ti mismo y sobre todo cuando aparece tu sentimiento de culpa. Esto es clave. El amor y cariño hacia todo lo que vivimos y experimentamos es lo que nos llevará al próximo nivel de consciencia, aprendizajes y resoluciones. El cariño es como una fuente de calor capaz de deshacer un bloque de hielo, de esta manera actúa con nuestras dificultades. No hablo de resignación, hablo de avanzar con el corazón.        Así que cuando te sientas culpable (o enfadado) por no hacer suficiente, por las dificultades de tu hijo, por las miradas intimidatorias de otros padres y madres, PÁRATE UN MOMENTO. Respira y empieza a decirte que todo está bien, que tu hijo es perfecto tal y como es (¡y tú también!). Quizás te sirve decirte que tú sabes por dónde vas (aunque nadie más lo comprenda, incluso ni tú mismo algunas veces), que sabes lo que estás diciendo/haciendo (aunque creas que no lo sepas). Puede resultarte mejor buscar tu propia frase para decirte mentalmente, la idea es buscar una frase cariñosa contigo, y evitar juzgar a los demás. Invierte tu energía en ti. El lenguaje que utilizamos y los pensamientos tienen un poder y fuerza maravillosos, utilicémoslos a nuestro favor. Este pequeño gesto repetido es capaz de cambiar el rumbo unos grados, y por tanto, el destino al que acabamos llegando.

 

  • ENTENDER QUE LA CULPA NO SIRVE: el sentimiento de culpa en lugar de ser constructivo es un impedimento para continuar creciendo y avanzando. La culpa es como tirar piedras al tejado de uno mismo, en lugar de utilizar mis recursos para mejorar la situación en la que me encuentro. Tomar consciencia de que no me ayuda (ni a mí ni a la situación) es el primer paso para desactivarla (siempre con cariño, recuerda). Lee más sobre la culpa aquí.

 

  • EVITA LAS QUEJAS/CRÍTICAS. Cuando nos sentimos amenazados, juzgados, señalados es sencillo y rápido que queramos atacar a quien consideramos que nos ataca a nosotros. Y reaccionamos juzgando y criticando la falta de empatía y comprensión por parte de esas personas que nos señalan. Estas acciones retroalimentan la crítica inicial, es decir, nos mantiene con nuestra energía enfocada en aquello que no nos gusta, nos molesta, nos hiere. Sin embargo, cuando tomo consciencia de que estoy a punto (o he empezado) a criticar a esa persona que me ha herido, juzgado o señalado, estoy a tiempo de empezar a dejar de hacerlo. Puedo cambiar mi discurso o pensamiento hacia: TODO ESTÁ BIEN, o GRACIAS por el aprendizaje que te brinda esa persona. Haciendo esto no estoy asintiendo ni dando la razón a lo que ha hecho esa persona, sino que lo que hago es dirigir mi energía de la queja a lo constructivo. Y algo constructivo es dar cariño a la herida que esa crítica ha señalado. Hablaremos en detalle de esta idea en futuros posts, sin embargo puedes empezar a practicar y aportar tus comentarios, dudas o sugerencias.

 

    Gracias por leer y compartir.
    Un abrazo.
    Sonia Gutiérrez.

Etiquetas:, , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (11)

  • Avatar

    Luz Coello

    |

    Hola Sonia, mi hijo tiene TDAH, creo que no supe gestionar bien y me siento culpable.
    por que no ha evolucionado o madurado.

    Reply

  • Avatar

    Luz Coello

    |

    Ya , pero como se hace!!

    Reply

    • Avatar

      Sonia Gutiérrez Sánchez

      |

      Hola Luz! Si tu pregunta es cómo se perdona una a sí misma, hay muchas formas de hacerlo. Encuentro que lo importante es encontrar la propia, es decir, preguntarnos cómo podemos hacerlo y dejar que emerja la manera.

      A mí me funciona a menudo sentarme con los ojos cerrados, visualizar mi dolor (o cómo me castigo) y enviarme cariño. De todos modos, no es qué hacemos sino la intención que le ponemos.

      Te deseo lo mejor en el proceso. Ya sabes que aquí estoy si necesitas algo más de mi.

      Un abrazo, Luz.

      Reply

  • Avatar

    Ruben

    |

    Hola,

    Tengo un hijo con TEA en grado moderado. Quizás por mi carácter y mi pragmática profesión, desde el principio, opté por aparcar la mayor parte de mis sentimientos sobre el tema (incluyendo la culpa, o la supuesta culpa) y dedicarme a trabajar por él, buscando los recursos y las ayudas que necesita. Hoy, 3 años después existen momentos de culpa por no haber sido más emocional, quizás por no haber sabido disfrutar tanto con él. ¿cómo lidiar con esto?

    Saludos y gracias

    Reply

    • Avatar

      Sonia Gutiérrez Sánchez

      |

      Gracias por tu comentario Rubén. Como comentábamos en la conferencia, está en tus manos AHORA perdonar “no haber sido más emocional y haber disfrutado más con él”. Cuando perdonamos nos liberamos, y es entonces cuando DISFRUTAMOS todo cuánto está a nuestro alcance. Mientras pienso “debería haber sido más emocional” estoy estancada, y cuando perdono y veo que lo hice lo mejor que supe en aquel momento, me libero para poder DISFRUTAR PLENAMENTE en el momento actual.

      Te deseo lo mejor y te felicito por estar cuestionándote y querer ir más allá en tus habilidades.
      Cualquier consulta más me encuentras en info@supercapacitados.com

      Un abrazo.

      Reply

  • Avatar

    Nuria

    |

    Hola Sonia mi hijo tiene un retraso madurativo y el se da cuenta de ello y a veces pregunta que por qué el es así y la autoestima está un poco baja, tiene 13 años, y aparentemente es normal, aunque queda feo decirlo, pero le cuesta entender las cosas abstractas y varias órdenes a la vez le no las asimila.
    Qué podemos hacer para ayudarle y estimularle,aunque el tiene amigos y sale con ellos, es un niño abierto, pero se da cuenta que hay cosas a las que el no llega y nos da lástima, cómo le podríamos ayudar. Gracias.

    Reply

    • Avatar

      Sonia Gutiérrez Sánchez

      |

      Nuria, muchas gracias por tu comentario. Como hablábamos antes en la conferencia, CONFIAR en tu hijo, en sus capacidades y en su ritmo es la puerta que abre muchas otras posibilidades.
      A menudo queremos que “supere””mejore” ciertos aspectos porque no soportamos ver su sufrimiento. Sin embargo, cuando confiamos plenamente en él y su proceso, estamos facilitando que “sean las que sean” las circunstancias, estamos con él y le apoyamos. Esto él lo recibe sobre todo subconscientemente, y es un apoyo magnífico tanto para vosotros como padres como para él en su desarrollo.
      Cuando él me da “lástima”, de algún modo le subestimo. Cuando confío en él sé que de un modo u otro resolverá sus retos. Esto puede ir acompañado de ejercicios que hagáis juntos para estimular la comprensión abstracta, sin embargo el “desde dónde” hago el ejercicio es CLAVE.

      Muchas gracias por compartir. Y enhorabuena por replantearte y querer seguir avanzando con tu hijo. Es muy hermoso.

      Reply

  • Avatar

    Montse Heredia Aguilera

    |

    Hola,

    Gracias por la conferencia Sònia. Muy interesante.

    Creo que lo importante es distinguir entre el proceso de duelo de los primeros momentos (dolorosos), tras un diagnóstico, y la evaluación de la culpa que a lo largo de los años vas adaptando hacia una calidad de vida familiar.

    Reply

    • Avatar

      Sonia Gutiérrez Sánchez

      |

      Muchas gracias Montse por tus comentarios que completan sobre lo que hemos estado hablando. Gracias.

      Reply

  • Avatar

    JORGE I. SANJUAN

    |

    Te he entendido, y me has ayudado a ver que puedo ser fácilmente más felíz con la situación de mi hija…similar a la de tantos otros niñ@s. Lo voy a poner en práctica.
    Lamentablemente no te voy a poder seguir en la conferencia on line hoy … y eso sí que me da lástima.
    Gracias de corazón.

    Reply

    • Avatar

      Sonia Gutiérrez Sánchez

      |

      Muchas gracias por tus palabras Jorge. Si estás en nuestra lista, que creo que sí, has recibido un tu correo la conferencia grabada.
      Un abrazo.

      Reply

Deja un comentario