¿Qué dice esta situación de mí?

Autoconocimiento.-Ilustración-296x300-296x300Esta pregunta es clave y muy útil ante cualquier dificultad en que nos encontramos: “¿Qué dice esta situación de mí?”. En lugar de poner el foco en la situación o la persona con la que tenemos la dificultad o “problema”. Hemos sido educados, de manera general, en poner la atención en lo que la otra persona me ha dicho, en cómo me ha mirado, en lo que ha insinuado, lo que me ha hecho, etc. Y no tanto en indagar en nuestra mente, en nuestro interior.

 

        Así que esta pregunta es una
        herramienta fantástica para crear la inercia de focalizarnos en nosotr@s mism@s

            .

         

        ¿Qué beneficios tiene explorar nuestro interior?

              1. Aprender a cambiar nuestra percepción de la situación. Recuerda que tu punto de vista, no es más que la vista de un punto. 😉 Y que otras personas piensen como tú no quiere decir que la realidad es ASÍ. Simplemente quiere decir que otras personas piensan como tú.
              2. Hacer cosas distintas. Nos damos la oportunidad de que ocurra algo diferente. Recuerda: no hay mayor locura que querer obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo.
              3. Nos empoderamos, recuperamos nuestro poder personal. Asumimos nuestra responsabilidad, y esto es muy poderoso.

        Así que:

              • cuando tu hij@ se enfada repetidamente en una misma situación: OBSÉRVATE (¿cómo te estás sintiendo?)
              • cuando tu hij@ (que no habla con palabras) se golpea o lesiona como parte de una conducta estereotipada: OBSÉRVATE (¿cómo te estás sintiendo?)
              • cuando te sientes frustrad@ ante la incomprensión de la conducta de tu hij@: OBSÉRVATE (¿cómo es estar frustrad@? ¿qué dice de ti?)

        Al principio las respuestas del intelecto son rápidas y responden a lo que ya conoces, a cómo interpretas la situación. Sin embargo, para ir más allá, deja que la pregunta te llegue bien adentro. Y deja también que la respuesta emerja. No importa que sea en ese justo momento. Pregúntate y espera la respuesta. Sin duda llegará de tu interior. Es allí donde están todas tus respuestas.

        Crear el hábito de preguntarte facilita que cambies el foco de atención que miraba hacia afuera, hacia adentro. E inevitablemente empezarás a aprender y cambiar actitudes.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario