fbpx

Recaídas…¡oh, no!

humo recaidas

¿Te pasa que has dejado de fumar muchas veces, pero después recaes y ya no confías en que vayas a conseguirlo?

Hay algunas personas que tienen relativa facilidad para dejar de fumar. lo dejan una temporada (con o sin ayuda), se sienten orgullosas y satisfechas y creen que no volverán a fumar…y….al cabo de cierto tiempo….recaen. Y de nuevo en otro momento se animan, vuelven a dejar de fumar, se sienten satisfechas y….al cabo de cierto tiempo…recaen de nuevo.

Acumulan una serie de experiencias de satisfacción-decepción-satisfacción-decepción y se sienten frustradas y desanimadas.

Cuando ya se ha repetido varias veces esta circunstancia, la confianza en sí mismas suele disminuir, y se dirigen al hecho de dejar de fumar con desaliento, preocupación, a medio gas.

A mi me gusta enfatizar en estos 3 aspectos:

  1. Que hasta ahora las cosas hayan sido de un modo determinado, no quiere decir que sean igual a partir de ahora. De hecho, cada momento es único, aunque en general vivamos de espaldas a este hecho. Así que sólo lo que ocurra será distinto esta vez, si me doy permiso para que así sea. Confía en ti (siempre).
  2. Cabe revisar el tipo de compromiso que adquiero cuando me decido a dejar de fumar. El compromiso es lo que me mantendrá como ex-fumadora ante cualquier dificultad, desaliento en mi trayectoria vital o quizás momento de mucha tensión que asociaba con el cigarrillo. Puedes hacer algún ritual para fortalecer tu compromiso, los rituales tienen fuerza a nivel subconsciente (que es la parte de la mente que mayormente dirige nuestras vidas). En las sesiones realizamos un ritual para potenciar esa parte de ti que quiere conseguirlo al 100%.
  3. La culpa. Me encuentro a menudo con personas que recaen que se sienten culpables, decepcionadas, frustradas. Sienten que se fallan a sí mismas, e incluso hay quien me ha dicho que siente que me había fallado a mi (yo le acompañé a dar el paso en una sesión con hipnosis). Es natural sentir decepción y frustración, sin embargo quedarnos estancadas en estas emociones no nos ayuda a conseguir nuestro objetivo. Mi forma de verlo es la siguiente: siente tu frustración o decepción…y una vez vivida…déjala ir. Y continuamos hacia adelante. La culpa nunca ayudó a nadie a sentirse mejor. Dejémosla a un lado. Y otorguémonos el poder de ir hacia lo que queremos.

¿Quieres dar el paso y quieres que te acompañe? Escribe a hola@soniagutierrez.es o llama 699 380 440 y te cuento cómo te acompaño para conseguirlo.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario